martes, 4 de junio de 2013

De puntos y mayúsculas

¿Y si esto terminara con mayúsculas y lo que tenga que venir que empieza por punto? La gramática de estos paisajes parece mareada y loca.  En esta eterna  víspera de sol y despedida, las palabras familia y echar de menos adquieren nuevos significados. Si alguien pregunta, hemos ganado. Sólo fuimos unos proyectos perdidos que se encontraron en la cocina roja. Tan diferentes que ni nos dimos cuenta del paso del invierno. No resguardamos bajo la lluvia y volamos en el prematuro amanecer de este Norte. Ahora que se cierra este paréntesis nos preguntamos si habrá más referencias a lo largo del libro. Buscamos desesperados un lugar en el que congelar nuestros recuerdos y ruedas nuevas para seguir quemando carreteras juntos. Las estaciones de tren ya lloran preguntándose qué fue de un año de miedos, amor, amistad y magia. Y hoy, aquí, ha salido el Sol.


2 comentarios:

  1. Lo bueno de las cosas que acaban es que empiezan otras por estrenar...

    ResponderEliminar

Es mejor arrepentirse por lo que has dicho que por lo que no... :)